Blog

HomeEtapasPlaneando la 1ª Etapa: Cardiff – Bath

Planeando la 1ª Etapa: Cardiff – Bath

Pues la primera etapa tenía que ser Bath. No por nada en particular, si no por encontrarse en el lugar justo para poder repartir los kilómetros en nuestro viaje hacia Porstmouth, Inglaterra, que será el final de la 3ª etapa y donde nos embarcaremos en un ferry que nos dejará en Cherbourg, que será el inicio de la primera etapa en suelo francés, pero también la cuarta etapa de nuestro particular Tour de Gran Bretaña-Francia-España.

 

Una vez aclarado esto, la verdad es que me alegro que el primer día acabe en Bath, ya que hay alguna posibilidad de acceder a una ducha y un sofá, ya que previsiblemente, y visto lo visto, vamos a tener que ducharnos en ríos o lagos en menos de un mes. He estado varias veces en Bath, pero no desde hace 13 años cuando fuimos con Mery, Chuchi y Tomás. A Tomás seguro que no se le olvida el viaje, ya que en el tránsito de Bath a Chepstow, donde vimos anochecer y nos comimos unas pizzas en un parque, María y Elia le sometieron a una interrogación intensiva, con preguntas que iban y venían, sin que el ‘probe’ Tomás tuviera tiempo de responder a una cuando ya habían lanzado la siguiente. Quizá le podría hacer yo lo mismo a Monkey, pero creo que no tengo el mismo arte que mi señora y mi amiga.

La primera etapa no va a ser de las más fáciles precisamente, tendremos que salir de Cardiff y atravesar Newport en la parte con más llanos del día y cruzar el sur de Gales, que no es precisamente famoso por sus llanuras, hasta llegar al anteriormente mencionado Cheptsow, donde accederemos al antiguo puente colgante (The Old Severn Bridge) que pondrá a prueba nuestros vértigos. Una vez en Inglaterra, tendremos que subir un montón de cuestas hasta atravesar Bristol. A partir de ahí, será todo llano y cuesta abajo hasta llegar a Bath, esperemos que descansados después de unas previsibles 5 horas en la bici, 6 contando descansos y demás paradas. Y suponiendo que haga buen tiempo.

Y es que por aquí tampoco nos quitamos el sayo hasta el Cuarenta de Mayo, pero cuando nos lo quitamos, lo tenemos que dejar a mano porque nunca se sabe cuando tendrás que ir corriendo a buscarlo. Tengo el presentimiento que antes de empezar nuestro entrenamiento para combatir el calor en Francia de Norte a Sur para poder soportar la que nos espera tras cruzar los Pirineos, tendremos que “disfrutar” unos últimos coletazos de lluvia y viento para despedirnos de la Pérfida Albión, y si no al tiempo.

Please follow and like us:

This post is also available in: Inglés

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment

*